Sunday, April 04, 2010

Hecho para Dios

Usted fue hecho para Dios, no viceversa, y la vida es acerca de permitir que Dios lo use a usted para Sus propósitos, no que usted lo use a Él para sus propósitos.

Éxito no significa cumplir el propósito

Usted puede lograr todas sus metas personales, tener un éxito rotundo de acuerdo a los criterios del mundo, y, aún así, no encontrar los propósitos para los cuales Dios lo creó.

Descubriendo mi propósito: Especulación

¿Cómo, entonces, descubre el propósito para el que fue creado? Sólo tiene dos opciones. Su primera opción es la especulación. Esto es lo que la mayoría de los individuos escogen. Se hacen sus conjeturas, se hacen sus suposiciones, se hacen sus teorías. Cuando una persona dice, "Siempre he creído que la vida es...," lo que quiere decir es, "Esto es lo mejor que puedo adivinar."

Descubriendo mi propósito: Revelación…

 

 

Dichosamente, existe una alternativa a la especulación sobre el significado y el propósito de la vida. Es  la revelación. Podemos descubrir lo que Dios ha revelado acerca de la vida en su Palabra. La manera más fácil de descubrir el propósito de un invento es preguntarle a su creador. Lo mismo es verdad para descubrir el propósito de su vida: pregúntele a Dios.

 

1.  Usted descubre su identidad y su propósito a través de una relación con Jesucristo.  Si no tiene una, más adelante le explicaré cómo empezar una.

Fe y razón pueden ir de la mano…

Pienso que no es necesario ser tan “radical” y pensar que solo la Biblia me va a decir todo, Dios cuenta con mi capacidad de profundizar, la razón iluminada por la fe… mientras escribo esto recuerdo una parte de la Encíclica Fides et Ratio de Juan Pablo II:

 

El Hijo de Dios crucificado es el acontecimiento histórico contra el cual se estrella todo intento de la mente de construir sobre argumentaciones solamente humanas una justificación suficiente del sentido de la existencia. El verdadero punto central, que desafía toda filosofía, es la muerte de Jesucristo en la cruz. En este punto todo intento de reducir el plan salvador del Padre a pura lógica humana está destinado al fracaso.

 

El hombre no logra comprender cómo la muerte pueda ser fuente de vida y de amor, pero Dios ha elegido para revelar el misterio de su designio de salvación precisamente lo que la razón considera « locura » y « escándalo ». Hablando el lenguaje de los filósofos contemporáneos suyos, Pablo alcanza el culmen de su enseñanza y de la paradoja que quiere expresar: « Dios ha elegido en el mundo lo que es nada para convertir en nada las cosas que son » (1 Co 1, 28).

 

La sabiduría de la Cruz, pues, supera todo límite cultural que se le quiera imponer y obliga a abrirse a la universalidad de la verdad, de la que es portadora. ¡Qué desafío más grande se le presenta a nuestra razón y qué provecho obtiene si no se rinde! La filosofía, que por sí misma es capaz de reconocer el incesante transcenderse del hombre hacia la verdad, ayudada por la fe puede abrirse a acoger en la « locura » de la Cruz la auténtica crítica de los que creen poseer la verdad, aprisionándola entre los recovecos de su sistema. La relación entre fe y filosofía encuentra en la predicación de Cristo crucificado y resucitado el escollo contra el cual puede naufragar, pero por encima del cual puede desembocar en el océano sin límites de la verdad. Aquí se evidencia la frontera entre la razón y la fe, pero se aclara también el espacio en el cual ambas pueden encontrarse.

 

Dios pensó en mi propósito antes de que yo naciera…

 

2.  Dios  estaba  pensando  en  usted  muchísimo  antes  de  que  a  usted  se  le  ocurriera pensar en Él. El propósito de Dios para su vida precede su concepción. ¡Él planeó su propósito antes de que usted existiera y sin sus sugerencias! Usted puede escoger su carrera, su cónyuge, sus pasatiempos y muchas otras partes de su vida pero no tiene la escogencia de decidir su propósito.

El propósito de mi vida me trasciende, es parte del plan diseñado por Dios para todo el mundo.

3.  El propósito de su vida cabe en un propósito cósmico más amplio que Dios ha diseñado para  el resto de la eternidad. De esto se trata este libro.

Una Pregunta Para Considerar: Con toda la publicidad a mi alrededor, ¿cómo puedo recordarme que la vida es en realidad acerca de vivir para Dios y no para mí mismo?

0 Responses to Día 01 - Una Vida con Propósito: