Saturday, June 20, 2009

He aquí el Pan de los Ángeles, hecho alimento de viandantes; es
verdaderamente el Pan de los hijos, que no debe ser echado a los perros.

Estuvo ya representado por las figuras de la antigua Ley, en la
inmolación de Isaac, en el sacrificio del Cordero Pascual, y en el Maná
dado a nuestros padres.

Buen Pastor, Pan verdadero, ¡oh Jesús! apiádate de nosotros.
Apaciéntanos y protégenos; haz que veamos los bienes en la tierra de los
vivientes.

Tú, que todo los sabes y puedes, que nos apacientas aquí cuando somos
aún mortales, haznos allí tus comensales, coherederos y compañeros de
los santos ciudadanos del Cielo. Amén. Aleluya

0 Responses to El Pan de los Angeles: