Monday, December 31, 2007

Labels: , ,

Comparto un breve texto que recibí por email. Mis mejores deseos para todos en este 2008 que ya es inminente.

Hoy es el último día del año. Frecuentemente, una mezcla de sentimientos —incluso contradictorios— susurran en nuestros corazones en esta fecha. Es como si una muestra de los diferentes momentos vividos, y de aquellos que hubiésemos querido vivir, se hiciesen presentes en nuestra memoria.

A la hora de hacer el balance del año, hay que tener presente que cada día vivido es un don recibido. Por eso, sea cual sea el aprovechamiento realizado, hoy hemos de agradecer cada minuto del año.

5 Responses to El último día del año, agradecer cada minuto del 2007:

  1. Julio Isaac said...

    Cuando empieza o cuando termina un año??? Como diria alguien "Todo depende con el cristal con que se miren las cosas". Como pones en tu titulo, lo importante es agradecer cada minuto que vivimos, pues en ese minuto dejamos historia (si asi lo queremos señalar), en ese minuto que pasa hemos contribuido a la unica constante que existe, "El Cambio".
    En ese minuto probablemente radique nuesta Felicidad Eterna.
    Gracias por los minutos que compartimos en el 2007.

  1. Anonymous said...

    Voy a agradecer cada segundo, cada minuto de este año:

    31,556,926 segundos
    525,949 minutos
    8,765 horas
    365.2 días

  1. El nuevo año es un buen momento para renovar propositos, recordar buenos momentos y recuperar los ánimos perdidos, para agradecer lo que hemos recibido y proponernos dar mucho más este nuevo año. Debieramos de hacerlo todo el tiempo, como bien decis cada minuto, cada segundo, vivir en constante oración, dando gracias y dando lo mejor.

  1. Me parece interesante el texto, pues todo lo que acontece, ya sea bueno o malo es por algo. A veces quisiéramos que todo fueran luces y quitar las sombras de nuestra vida. Pero no nos damos cuenta que son necesarias, pues nos ayudan a madurar, a crecer, a ser mejores personas.

    Ahora que inicia el 2008 pongamos en las manos de Dios todo lo que traiga y que estemos dispuestos a sacarle el máximo provecho posible.

  1. A mí el último día del año se me fué en preparativos para la familia y en atender visitas. Mi primer momento de tranquilidad fue el 1 de enero como a las 12 del mediodía. Sin embargo, me alegra descubrir que la razón de mi vida son mi familia y sabe Dios que me he esforzado por ellos, así que si me concede un año más para disfrutar de ellos será mi mayor bendición. Igualmente estoy convencida de que mi más grande herencia son el amor y atención que les dé día a día. Todo ello me trae a la cabeza aquello de "al final del día nos examinarán en el amor".
    Felíz Año 2,008!!