Sunday, October 14, 2007

Labels: ,

El Producto...

Erase una vez un producto de software para una cadena de producción que agilizaría la comunicación entre los fabricantes y los proveedores de materia prima, haciendo la cadena de producción mucho más eficiente...


Las condiciones...

En ese momento específico de la historia, el mercado necesitaba este tipo de producto... además el equipo de personas que estaban haciendo esto tenían las siguientes características

  • Alta credibilidad de las personas
  • Un equipo de ingeniería fabulosa
  • Un fantástico producto
El Fracaso...

El mercado está listo, pero el producto todavía no... y para "cumplir" con los plazos, contratan a una organización de ventas de primera categoría... muy cara...

Cuando contratas a una organización de ventas de primera categoría, le tenés que adelantar el dinero (aún cuando no vendan)... pero resulta que al no estar listo el producto... no se puede vender...

El mercado iba adelante del producto... los vendedores iban a ofrecerlo, lograban que los clientes potenciales probaran el producto... pero al no estar listo el producto... los clientes simplemente decían: vuelve a tu empresa, arréglalo y cuando esté listo enséñamelo... en industrias más competitivas, alguien más llegará al momento siguiente y se hará con el negocio... pero en industrias novedosas el riesgo es que se de una especie de "muerte lenta" en la cual no nos damos cuenta de que el producto no está listo...


La moraleja... construir el producto... construir el mercado



Tienes que desarrollar el mercado en simultáneo mientras desarrollas tu producto... para construir la confianza con tus clientes potenciales... clientes futuros...

Lo que puede suceder que si no se desarrolla en conjunto el producto y la base de clientes (base de referencia)... cuando se llegue al momento de decir: es tiempo de "vender" el producto, la posibilidad de que sea el producto correcto es una en un millón...

Hay que construir las relaciones en el mercado, promover el producto en el mercado...

Por lo tanto, en simultáneo: construir el producto y construir el mercado...

1 Response to Historia y moraleja del fracaso de un producto:

  1. Este problema te plantea el eterno dilema de qué fue primero: el huevo o la gallina. A mí siempre me ha servido desarrollar un producto a partir de lo que quiere el mercado, ese es el principio común, sin embargo, descifrar al mercado es toda una tarea!! Los productos que mejor me funcionan son aquellos que el mismo mercado ha definido como tal. Otra práctica común al desarrollar un producto es el hacer pruebas con grupos foco, así vas perfeccionan el producto. En cuanto a software me dí cuenta, en mi poca experiencia, que un producto completamente terminado es a veces inútil para las empresas pues no permite la fácil adaptación a los cambios que éstas sufren en sus procesos, por ello, en su oportunidad, implementamos software "made in home" obviamente no tan fancy ni perfectitos, pero que eran totalmente funcionales para las empresas que atendíamos e incluso los ajustábamos a la medida de las necesidades de las fábricas en donde funcionaban.